TERAPIA INFANTIL

Los niños y las niñas expresan sus emociones de maneras únicas en comparación con los adultos, y pueden experimentar frustración, enojo o tristeza ante diversas situaciones. Aprender a regular estas emociones es esencial para un desarrollo saludable e integral.

La adolescencia marca un período de transformación en el que la persona atraviesa una serie de cambios que contribuyen a su autodefinición como adulto/a. Este proceso implica la transición de comportamientos más infantiles a la exploración de conductas más maduras. 

En Bitácora Psicología atendemos distintos servicios para esta etapa

La terapia presencial te proporciona un espacio de apoyo donde puedes expresar abierta y sinceramente tus preocupaciones, miedos, tristezas y aspiraciones. Durante el proceso, adquirirás herramientas y estrategias para abordar el estrés, la ansiedad, la depresión, las dificultades en las relaciones y otros desafíos cotidianos.

El Trastorno del Aprendizaje se caracteriza por dificultades persistentes en la adquisición de habilidades académicas, a menudo acompañadas de problemas de comportamiento o estados de ánimo. La detección precoz es crucial, ya que sin ella, puede disminuir la motivación hacia los estudios y generar resistencia a la participación escolar, afectando la autoestima y el bienestar emocional del individuo. Con una identificación temprana y una intervención adecuada, la mayoría de las personas pueden superar o aprender a compensar los desafíos escolares.

Las terapias con las que trabajamos se basan en la plasticidad cerebral. A través de diferentes movimientos que, a veces se pueden hacer en casa, se provocan conexiones neuronales que hacen que el cerebro madure y desaparezcan los síntomas que hemos observado en los niños.